Hace una semana que volví del Fusion y me he dado cuenta de que todavía no he actualizado el blog. Y es que el tiempo en Berlín se me va acabando y me veo siempre con una gran cantidad de cosas a hacer además de que quiero disfrutar del breve verano berlinés.

El tiempo fue una auténtica mierda ya que estuvo lloviendo casi todo el tiempo y mucho. Por suerte mi tienda no se mojó y yo siempre tuve ropa seca para ponerme al día siguiente pero al final el festival era un gran barrizal y sumando la continua lluvia que no se iba nunca se hizo un tanto incómodo. De hecho mucha gente se fue ya el sábado pero nosotros aguantamos hasta el lunes por la mañana como unos campeones.

Eso sí la música cómo era de esperar me pareció excelente y los organizadores han manteniendo la misma atmósfera en el aeropuerto de Lärz. Me sorprendieron muchas de las bandas que mezclaban tantos estilos musicales y si no hubiera llovido tanto probablemente habría visto unas cuantas más. Hubiera querido ver a Herman Dune y a Yelle pero en un caso la intensa lluvia y en otro que el sitio estaba abarrotado me impidieron llegar a verlos. Lo que hice fue lo mismo del año pasado, dejarme sorprender por aquello que iba encontrando y si no era de mi gusto o me aburría, a cambiar de escenario. He intentado recordar el nombre de una banda que me gustó mucho y he buscado en la programación del sitio web pero no he podido encontrarlo. Era una banda que cantaba hip hop con música compuesta por instrumentos de viento y percursión, llegando a imitar la música electrónica a la que estamos acostumbrados.

Igual por la presencia de la lluvia no saqué muchas fotos y en la mayoría de las que tengosalgo yo y mis amigos. Como prefiero mantener el anonimato facial para aquellos que no me conocen subo apenas un par de fotos. Y también un video 😉

cargando el coche para el festivala puñetazosUno de los escenarios principalesturmbühne fusionun escenario cubiertoy encima lloviendo