El altiplano ha quedado atrás. Tantas horas en bus nos ha dejado exhaustos y no queremos ya más bulliciosas ciudades. El tiempo de viaje restante es una cuenta atrás y tenemos ganas de descansar, sol y playa. Máncora, al norte de Perú, muy cerquita de Ecuador es un lugar perfecto para ello. Recomendamos el hostal La Casa Naranja y no recomendamos para viajar la compañía Cifa.

Imagino que no hace falta explicar qué hemos estado haciendo en Máncora. La foto lo sugiere todo.