Pingüino mochilero

Relatos de viajes

Menu Close

Tag: sucre

Ocho meses y medio por Sudamérica

Buenos Aires (Argentina)

Torres del Paine (Chile)

Tierra del Fuego (Argentina)

Glaciar Perito Moreno (Argentina)

El Chaltén (Argentina)

Lago Puelo (Argentina)

El Bolsón (Argentina)

San Carlos de Bariloche (Argentina)

Chiloé (Chile)

Lago Llanquihue (Chile)

Liquiñe (Chile)

Huerquehue (Chile)

Santiago de Chile (Chile)

Valparaíso (Chile)

Uspallata (Argentina)

Barreal (Argenina)

El valle de la luna (Argentina)

Cafayate (Argentina)

Humahuaca (Argentina)

Salar de Uyuni (Bolivia)

Parque Nacional Reserva Núñez Avaroa (Bolivia)

Sucre (Bolivia)

La Paz (Bolivia)

Las pampas de Rurrenabaque (Bolivia)

Isla del Sol (Bolivia)

Arequipa (Perú)

Cañón del Colca (Perú)

Machu Picchu (Perú)

Lima (Perú)

Máncora (Perú)

Ayampe (Ecuador)

Quito (Ecuador)

Medellín (Colombia)

Playa Blanca (Colombia)

Ciudad perdida de Teyuna (Colombia)

Parque Nacional Tayrona (Colombia)

Bogotá (Colombia)

 

 

Sucre

Después de pasar dos días en Potosí, tomamos un bus a Sucre, la antigua capital de Bolivia. Sucre sorprende por la belleza de sus edificios y calles, lo bien cuidada y limpia que está, el ritmo tranquilo de sus gentes y la felicidad que llevan en sus caras.

Nuestro hostal además estaba al lado del mercado. Además de poder comer económicamente encontramos nuestro rincón favorito de todo Sucre, el patio de los batidos. Allí fuimos una vez o dos por día a tomar ¡¡¡gigantes batidos de fruta natural por unos cincuenta céntimos de euro!!!

El resto del tiempo no hicimos gran cosa mas que descansar, pasear y comer.

Una noche fuimos también al teatro Mariscal donde vimos un espectáculo de cuecas tradicionales bolivianas. Hubo partes de baja calidad pero en general la música fue muy buena y cuando bailaron cuecas tradicionales nos quedamos entusiasmados.